Con Arte Terapia se potencia la Escuela del Hospital Base de Valdivia

La iniciativa es ejecutada por un grupo multidisciplinario de profesionales de las artes y salud mental de la región de Los Ríos, apoyados por el FNDR del Gobierno Regional

En tiempos de pandemia pareciera que la única enfermedad de la cual estamos preocupados es del Covid-19, olvidándonos de que existen otras con las cuales cientos de personas deben lidiar día a día. La Escuela Hospitalaria del Hospital Base de Valdivia cuenta con años de experiencia apoyando a niños y niñas en situación de enfermedad y a sus familias, permitiendo la continuidad de sus procesos educativos.

La enfermedad impacta la calidad de vida e irrumpe a nivel estructural y emocional en la dinámica familiar. En el caso particular de niños, niñas y adolescentes, los enfrenta a una crisis en su autopercepción y autoestima, alterando de manera importante el desarrollo de su identidad. La labor del equipo docente de las escuelas hospitalarias, a diferencia de un establecimiento tradicional, enfrenta particulares desafíos en los procesos de enseñanza-aprendizaje como ausentismos prolongados por tratamientos, priorización de las familias de la salud por sobre la educación, déficit de horas de especialistas en necesidades educativas especiales y, comúnmente, experiencia de dolor físico y psicológico de los y las estudiantes debido a la enfermedad. Sumado a ello, las docentes (al igual que el resto de la comunidad educativa de la Escuela Hospitalaria), deben lidiar con frecuencia con la experiencia de la muerte, siendo la elaboración del duelo un requerimiento de los procesos educativos y afectivos de la Escuela. [C1] Frente a esto, el proyecto propone la realización de talleres orientados al bienestar con un abordaje arte-terapéutico dirigidos a los estudiantes, apoderados y docentes de la Escuela Hospitalaria de Valdivia, que culminará con la exposición virtual de las creaciones realizadas por los niños, niñas y jóvenes durante el proceso de los talleres.

Actualmente el establecimiento recibe a 21 estudiantes de la región, los cuales han sido derivados por padecer enfermedades crónicas o agudas que les impiden asistir a escuelas regulares. La Escuela Hospitalaria les permite continuar con sus estudios escolares y participar de un espacio social y afectivo con pares y adultos significativos, factores que inciden positivamente en sus procesos de salud y enfermedad.

Felipe Quezada Chaipul, Representante de la escuela hospitalaria y encargado del proyecto, recalca la importancia de instancias como ésta para el acompañamiento de los estudiantes. “La escuela hospitalaria Valdivia, hoy al igual que los demás establecimientos educacionales de la región se encuentra trabajando en modalidad de clases no presenciales. El equipo docente está compuesto por dos profesoras de enseñanza básica, una docente de inglés y una educadora de párvulos, esta última es apoyada por una asistente de párvulos. Este proyecto es una enorme oportunidad para hacer frente al difícil escenario actual que ha afectado significativamente la motivación estudiantil. Entrega un espacio de distracción y expresión a nuestros alumnos. Cuando se planteó a inicios de año, no existía una real dimensión de los alcances de la pandemia, y frente a lo cual debimos readecuar la ejecución de actividades a una modalidad 100% online. Ha sido desafiante, pues la limitación de acceso a internet por parte de los estudiantes es algo real, pero es un contexto al cual todas y todos durante este año nos hemos tenido que adaptar”.

“Con esta iniciativa nos interesa seguir abriendo espacios para que los y las artistas podamos contribuir con nuestras miradas y herramientas a procesos comunitarios y personales. La relación entre artes, infancia y juventudes tiene un tremendo potencial para incrementar el conocimiento y buen vivir entre las personas. Este proyecto tiene esta orientación, abordar desde las artes integradas una creatividad que nace desde el cuerpo y del estar juntos y juntas compartiendo una experiencia común”, comenta Constanza Alvarado, actriz e investigadora en artes escénicas, miembro del equipo a cargo de esta iniciativa.

Por su parte, María Paz Basso, fotógrafa, videasta y educadora artística, se refirió a su motivación para impulsar proyectos como este: “Mi principal motivación con este proyecto es la oportunidad de  brindar un  espacio lúdico y amable, en el que niños, niñas y jóvenes de la Escuela Hospitalaria puedan manifestar cómo viven su proceso de enfermedad y qué sentimientos emergen de ese contexto, que sientan confianza para  compartirlo entre sus pares, aportando también a fortalecer sus habilidades de comunicación y vínculo a través de diferentes lenguajes artísticos ligados a la expresión plástica. Espero que este proyecto represente para los niños, niñas y jóvenes que participan en él una experiencia significativa y un aporte a su bienestar, que tan afecto se ha visto este último tiempo con la pandemia”.

La comunidad educativa que conforma las escuelas hospitalarias necesita estrategias para apoyar procesos pedagógicos desafiantes y altamente complejos, los cuales requieren una pedagogía basada en la afectividad y en los vínculos positivos entre sus miembros.  Para Samuel Carrillo Guzmán, Artista Visual y Profesor los efectos del arte en la salud son evidentes y constituyen un aporte para sobrellevar los procesos patológicos. “En lo personal, hay un fuerte interés y una convicción como artista visual y profesor  acerca de los beneficios de la experiencia creativa y artística a nuestra salud física y emocional, lo que en el actual contexto de confinamiento y distanciamiento producto de la pandemia sin duda se ha afectado.  En este sentido me parece relevante poder desarrollar estas instancias creativas y lúdicas junto a la comunidad de la Escuela Hospitalaria y que sus integrantes se permitan dedicar tiempo a su salud mental y bienestar por medio del arte, y también a re-encontrarse como pares, colegas y amigos, y eso es precisamente lo que esperamos lograr con estos encuentros en el taller”.

Con los estudiantes se ha trabajado en sesiones virtuales: un primer grupo donde están los más pequeños y pequeñas, de pre kinder a 3ero básico y en el segundo grupo estudiantes de 4to a 8vo básico. El trabajo con apoderados es parte de los talleres con estudiantes donde se busca que se integren al proceso, especialmente con los más pequeños. Con las docentes se trabaja desde una metodología que invita a la reflexión en torno a la trayectoria de cada una en relación al trabajo con niños y niñas en este espacio particular.

Por su parte, Cristóbal Mc Intosh Herrera, Psicólogo y Actor se refiere al rol del desarrollo creativo en los procesos educativos “Las artes nos permiten desarrollar el pensamiento creativo, la tolerancia a la frustración, la capacidad de expresar y elaborar nuestro mundo interno y compartirlo con otros, dialogar, co-crear y llegar a acuerdos. Nuestra cultura occidental ha ensalzado el desarrollo del pensamiento racional, y todos hemos crecido bajo     ese paradigma educativo y cultural. Asimismo, generalmente se ha minimizado e incluso ignorado el tremendo valor del pensamiento creativo e intuitivo como una función fundamental de lo humano, que nos permite abordar la vida y sus desafíos con flexibilidad y resiliencia, desarrollando la capacidad de crear nuevas posibilidades respecto de nosotros mismos y el mundo. Este proyecto busca potenciar al desarrollo creativo de los niños y niñas del aula hospitalaria, a quienes les ha tocado atravesar una infancia teñida con los difíciles colores de la enfermedad. Acompañándolxs en el descubrimiento de su potencial creador, buscamos constituir un espacio de goce, encuentro y descubrimiento para el bienestar personal y colectivo de estos pequeños estudiantes. Asimismo nos interesa reflexionar con lxs docentes de la institución respecto de nuevas metodologías orientadas a una educación que potencia el aprendizaje para el desarrollo humano desde un abordaje que integra cuerpo, mente y emoción”.  

La Asociación de Ayuda al Niño Oncológico, entidad sostenedora de la Escuela Hospitalaria de Valdivia, acogió la propuesta de este grupo de profesionales para postular al financiamiento del FNDR Social del Gobierno Regional de Los Ríos, de manera de poder concretar esta iniciativa, no obstante se debe trabajar por la continuidad de financiamiento y apoyo para iniciativas tan relevantes como esta. El proyecto continuará durante los meses de diciembre de 2020 y enero de 2021, por eso quienes  deseen mayor información y colaborar podrán hacerlo escribiendo a  escuelahospitalariavaldivia@gmail.com 

Facebook Comments