Fondo Nacional de Proyectos Inclusivos financia iniciativas vinculadas a la pandemia

Este año, el Fondo Nacional de Proyectos Inclusivos dispone de 20 millones 500 mil pesos para la región de Los Ríos. El Plazo de postulación finaliza el 27 de agosto, a través de www.senadis.gob.cl.

Con la finalidad de potenciar la inclusión social de personas con discapacidad en la región, el intendente César Asenjo; la seremi de Desarrollo Social y Familia, Ann Hunter, y la Directora regional de Senadis, Javiera Flores, lanzaron en conjunto con la Asociación Ciegos del Sur el Fondo Nacional de Proyectos Inclusivos (FONAPI), el cual está enfocado este año a apoyar iniciativas que cubran necesidades vinculadas a la pandemia.

FONAPI 2020 dispone de 800 millones de pesos a nivel nacional para el financiamiento de iniciativas, mientras que, a nivel regional, la inversión será de 20 millones 500 mil pesos, para proyectos que vayan desde los tres millones hasta los diez millones de pesos. Las postulaciones estarán abiertas hasta el 27 de agosto en www.senadis.gob.cl

La ministra de Desarrollo Social y Familia, Karla Rubilar, afirmó que “el Presidente Piñera nos ha pedido enfrentar unidos esta pandemia, sin dejar atrás a las personas con discapacidad y entregando la posibilidad de generar ingresos para ellas y sus familias, por eso el llamado a las organizaciones sociales es a que presenten sus proyectos al FONAPI 2020”.

El intendente de Los Ríos, César Asenjo, destacó el trabajo de la Asociación Ciegos del Sur, quienes constantemente están trabajando en proyectos para mejorar la calidad de vida de sus asociados, sosteniendo que “hoy estamos lanzando este importante concurso, que este año cobra más fuerza ya que tiene una línea Covid, lo que es un gran aporte a este difícil momento que vive el país producto de la crisis sanitaria. Invitamos a nuestros vecinos a postular a este fondo de proyectos inclusivos y seguir trabajando muy fuerte por mejorar la calidad de vida de cada uno de los habitantes de nuestra región”.

La seremi Ann Hunter, destacó que “como Gobierno y como Ministerio de Desarrollo Social y Familia hemos trabajado fuertemente para proteger a los grupos más vulnerables en el contexto de la pandemia y responder a las necesidades urgentes de las personas que más lo necesitan, para seguir avanzando hacia la inclusión de las personas con discapacidad en la región de Los Ríos. En ese sentido, hoy estamos lanzando este fondo de 20 millones 500 mil pesos para iniciativas que cubran los principales requerimientos en estos meses difíciles, y por ello justamente hemos modificado las líneas de financiamiento, orientadas a la generación de ingresos y provisión de elementos de protección personal”.

En esa línea, la directora regional de Senadis explicó que “nuestro servicio dispone de este fondo para organizaciones, fundaciones, entidades públicas y privadas sin fines de lucro y este año, dentro de las bases, se establece que tengan un año de antigüedad. Sin duda, invitamos a participar a todo tipo de organizaciones, a las municipalidades que puedan comprometerse con las agrupaciones que tienen en cada comuna, para que puedan llegar recursos directos a los usuarios con discapacidad de nuestra región”.

En el lanzamiento, realizado a través de videoconferencia, las autoridades conocieron la experiencia de la Asociación Ciegos del Sur, representada por Macarena Fontanilla, quien estuvo a cargo de la ejecución de un FONAPI en la línea de deporte, orientación y movilidad.  “Es súper bueno que este fondo se vaya flexibilizando y adaptando al contexto en el que estamos, porque si bien es muy importante trabajar el tema de la salud o de la recreación, el escenario actual demanda que se esté enfocado más hacia el área de la subsistencia o de la protección social. Llamamos a todas las organizaciones que se quieran sumar con sus iniciativas a hacerlo, hasta el momento nosotros estamos muy contentos con el trabajo que hemos hecho con Senadis”, afirmó.

Este año, el FONAPI financiará la adquisición de elementos de protección personal para resguardar la seguridad de las personas con discapacidad y cuidadores y, con ello, favorecer su participación en acciones de cuidado, recreativas, familiares y sociales. Por ejemplo, mascarillas, guantes, antiparras o escudos faciales y traje protector desechable. 

La segunda línea de financiamiento es la generación de ingresos, a través de talleres laborales, apoyo al autoempleo y a la creación y fortalecimiento de cooperativas de trabajo o servicios inclusivos. 

Facebook Comments