Limitado acceso a Internet complica la enseñanza en el Liceo Armando Robles

Profesores y apoderados de este histórico establecimiento educacional valdiviano señalan que el problema redunda en que un 27% de los estudiantes están quedando fuera de las enseñanzas. 

La pandemia del Coronavirus ha obligado a los colegio y Liceos de todo el país a implementar clases online. No obstante, no todos los estudiantes tienen acceso a la Internet, lo que se ha disminuido en el último tiempo con la crisis económica que atraviesan muchas familias, que les impide pagar la conexión.

“En muchos lugares existe una brecha muy alta, entre quienes pueden o no acceder a las clases online, que han sido un paliativo a las clases presenciales. En términos concretos en el Liceo Armando Robles tenemos, aproximadamente, 800 alumnos y de ese universo 220 no tienen acceso a Internet. Por ejemplo, yo hago clases a seis cursos y siempre tengo conectados a 30 de 43”, comentó Juan Pablo Gerter, profesor de historia de este establecimiento.

Este problema está preocupando a la dirección y a los apoderados del Liceo. “Creemos que los sostenedores se tienen que hacer cargo de esto, gestionando conexiones tanto para los profesores como para los alumnos, porque hay muchos profesores que viven en cabañas donde se comparte la red y la conexión no es buena”, agregó Erika Soto, presidenta del Centro General de Apoderados.

La situación debe repetirse en otros establecimientos valdivianos, donde la vulnerabilidad es aún mayor. “En algunos Liceos ni siquiera hay clases online, porque no hay conexión y viven una realidad social mucho más compleja que nosotros”, comentó Gerter.

Una solución que plantea Erika Soto es que los dineros de la prueba del Sistema Nacional de Evaluación de Resultados de Aprendizaje (Simce), que este año no se realizará, se destinen al acceso de Internet de los estudiantes y profesores.

“La Internet debe ser un bien universal, entendiendo que la pandemia se va a mantener un buen tiempo más, por lo que las clases online van a ser un complemento a las clases presenciales. Por ejemplo, no creo que se vuelva a tener 40 alumnos por sala. Por eso, los recursos deben enfocarse a entregar Internet a todos los estudiantes”, agregó Gerter.

Los apoderados, junto con la dirección del Liceo, quieren presentar sus propuestas al Departamento de Administración de Educación Municipal (DAEM), para que los estudiantes valdivianos no vean mermada su educación por la crisis del Coronavirus.

Facebook Comments