Vecinos de Curiñanco resolvieron dudas con la visita de Bienes Nacionales a la localidad

En la localidad de Curiñanco en la comuna de Valdivia, el seremi de Bienes Nacionales, Eduardo Berger, junto al equipo de la unidad de Regularización del Ministerio de Bienes Nacionales, realizó un operativo de atención de público, en donde más de 50 vecinos de la localidad, pudieron realizar   consultas respecto a solicitudes de Regularización de la Propiedad Raíz. Esto, en el marco del programa del Ministerio de Bienes Nacionales, Chile Propietario.

La actividad se realizó en la sede social de Curiñanco y fue coordinado con la directiva de la junta de vecinos del sector.

Respecto de esta iniciativa, el seremi de la cartera en la región, Eduardo Berger,  comentó que “estamos muy contentos con la recepción de los vecinos de Curiñanco. Estamos saliendo a terreno, a lugares en donde las familias no tienen la oportunidad de acercarse a las oficinas de la SEREMI. Con nuestro equipo de regularización vimos  y pudimos resolver dudas y analizar en qué estado está sus solicitudes de saneamiento. Seguiremos trabajando en terreno, con los vecinos, con las familias; para entregar información respecto de este hermoso programa que convierte a las familias en propietarias definitivas. El ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward, ha sido claro, debemos estar menos en el escritorio y más en el territorio.

Para el presidente de la junta de vecinos de Curiñanco; Haroldo Jeréz, la visita de Bienes Nacionales a la localidad de Curiñanco es una buena instancia para que los vecinos puedan resolver sus dudas. “Agradecer a Bienes Nacionales, ya que es primera vez que este servicio se acerca a nuestra localidad para ofrecer un trabajo importante y en terreno. Esto se agradece y es absolutamente gratificante, como dirigente, que los vecinos hayan escuchado este llamado y hayan venido para resolver sus dudas y tramitaciones”.- recalcó el dirigente.

Cabe señalar que el Ministerio de Bienes Nacionales tiene planificado un despliegue territorial para que -al igual que las familias de Curiñanco- más familias de otros sectores puedan optar a este programa de regularización.